miércoles, 2 de febrero de 2011

LETRAS DE NOCHE.

Cuantos días comí agua y bebí tierra,
que por ser no era nada,
cada amanecer moría el día,
y solo una pluma me aferro a la vida.

No hay comentarios: